top of page

ANESTESIA Y SEDACIÓN

En algunos casos, es posible que se necesite sedación para permitir que se realice un trabajo dental a su hijo. Este puede ser el caso si su hijo está extremadamente ansioso en el consultorio dental, ha tenido una mala experiencia dental en el pasado o necesita un trabajo extenso. Nuestro consultorio ofrece varias opciones de sedación dental para niños, que incluyen:

ÓXIDO NITROSO

El óxido nitroso, también conocido como gas de la risa, permite que su hijo se relaje durante la mayoría de los procedimientos dentales. No es un analgésico, pero actúa para combatir la ansiedad. La mayoría de los niños reaccionan bien al óxido nitroso, se relajan y aceptan el procedimiento que se realiza. El óxido nitroso se administra a través de una pequeña mascarilla que se coloca sobre la nariz de su hijo para que pueda respirar profunda y cómodamente.

 

El óxido nitroso no hará que su hijo “se duerma”, pero es posible que se relaje tanto que, naturalmente, le apetezca tomar una siesta breve. Una vez finalizado el procedimiento, se retira la máscara de óxido nitroso y su hijo rápidamente volverá a estar alerta a medida que el gas sale de su sistema. Si cree que su hijo puede beneficiarse del óxido nitroso, infórmeselo a nuestro personal.

ANESTESIA LOCAL

Si es necesario realizar un trabajo que pueda implicar molestias, se puede utilizar un anestésico local para adormecer las encías alrededor del lugar del procedimiento. Primero aplicamos una pequeña cantidad de gel anestésico en el área, le damos unos minutos para que surta efecto y luego usamos una aguja muy pequeña para inyectar el anestésico local.

 

La mayoría de los niños pueden distraerse con el televisor encima del sillón dental durante este rápido procedimiento, y nuestros equipo está capacitado para realizar la inyección lo más rápido y sin dolor posible. Una vez que se complete el trabajo dental, recibirá instrucciones sobre cómo cuidar a su hijo hasta que desaparezca el efecto de la anestesia.

SEDACIÓN INTRAVENOSA

Para algunos niños, el tratamiento dental puede resultar intimidante, lo que hace que el proceso sea una tarea difícil, a pesar de nuestros mejores esfuerzos. Para estos niños, es posible que se requieran opciones de sedación para que podamos brindarles el tratamiento adecuado.

 

A menudo recomendamos sedación intravenosa (IV) en el consultorio. Con la sedación intravenosa, un anestesiólogo especializado, proporcionará sedación mientras nuestro equipo realiza el trabajo dental necesario, ¡de forma segura y sin dolor!

 

La sedación no es una opción para todos los niños, por lo que determinaremos si su hijo(a) cumple con los criterios estrictos para este servicio específico.

 

Si su hijo requiere un trabajo dental extenso, se contratará a un anestesiólogo para administrarle sedación intravenosa y controlarlo. El Odontopediatra a cargo y una asistente trabajarán juntos para completar el procedimiento dental requerido.

 

Una vez finalizado el trabajo dental, el anestesiólogo suspenderá la sedación intravenosa. A su hijo se le permitirá despertarse naturalmente y permanecerá en nuestra oficina por un corto tiempo hasta que esté completamente alerta.

 

Ya sea que su hijo requiera sedación para procedimientos dentales extensos o simplemente necesite un poco de ayuda para relajarse durante su visita al dentista, podemos brindarle la mejor opción caso por caso.

 

Si tiene alguna pregunta sobre la odontología con sedación para niños, pregúntenos antes de la próxima visita de su hijo. Podemos analizar sus inquietudes y ayudarlo a elegir la mejor opción para que su hijo haga que su visita al dentista sea lo más fluida posible. 

sedacion.jpg
Dentista | CasaDens
bottom of page